“Atiende a ti mismo, es decir: examínate a ti mismo por todas partes.

Ten despiertos los ojos del alma para vigilarte a ti mismo.”

"Atiende a ti mismo; es decir a tu alma." Adórnala, cuídala, hasta que desaparezca, por tu diligencia,  toda suciedad que se la haya pegado del mal.

“Por lo tanto, no ceses de examinarte a ti mismo."

"-El diligente examen de sí mismo conduce al Conocimiento de Dios-”

“Atiende, pues, a ti mismo, para que atiendas a Dios..." 

· Homilía III de Basilio de Cesarea · Extractos ·

"Sobre aquellas palabras de Moisés: Atiéndete  a ti mismo" (Dt 15,9) 


 

 

Sobre estos Escritos...   


·Escritos del Cristianismo Primitivo · Early Christian Writings

 

Acercarse y adentrarse en algunos de los textos y escritos de los primeros siglos del cristianismo, del Cristianismo Primitivo, nos abre la puerta al descubrimiento de comprensiones de diversa índole y profundidad del mensaje original cristiano. 

Compartimos con el/la amable lector/a, algunas de las primeras transcripciones conocidas de las Palabras de "Jesús de Nazaret" en el papiro P52, "El Fragmento de San Juan", la belleza alegórica de Sus Enseñanzas expresadas en textos como "El Himno de la Perla", "El Himno del Alma", la sobriedad de otros como el "Evangelio de Tomás" y la sincera aspiración de quienes los redactaron en difundir, fielmente, el Sentido de lo Hecho y Expresado por "Jesús el Cristo", "Yeshúa Ha Messiah", "Jesús El Mesías", "El Mesías Salvador"... 

Es nuestro mayor anhelo que estos "Textos y Escritos de los primeros siglos del Cristianismo" puedan serles, puedan seros, del mayor interés... 

"Examinadlo todo; retened lo bueno." 

1 Tes 5:21 

 

Hesykhios T. Elpizein, febrero de 2013

Revisado por el autor: noviembre de 2018   



 

· Última publicación: 

 · Evangelio según Tomás · 
· Biblioteca Copta de Nag Hammadi · NHC II, 2 ·


"...en verdad, el “Evangelio según Tomás” es un “Evangelio de la Sabiduría Oculta”, y está Oculta, pues los más, como expresa el logión 28, «no ven» «pues están ciegos en su corazón».

Aspira pues, este Evangelio Gnóstico del Cristianismo Primitivo, a impulsar que sus lectores o receptores alcancen a “hacerse con ojos para ver y oídos para oír”, pues en este Evangelio la búsqueda del Reino de Dios que presenta Jesús, comienza con el propio Ser: 

«Cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, entonces seréis conocidos y os daréis cuenta que sois los hijos del Padre Viviente. Si no os conocéis a vosotros mismos, entonces vivís en deficiencia y sois deficiencia» EvT log. 3.

 Y más allá aún diríase que, este singular Texto de Sobria Espiritualidad del Cristianismo Gnóstico Primitivo, alienta a encontrar "el tesoro escondido”, oculto, que es “el camino, y la verdad, y la vida”, dentro de sí mismos, en nuestro Interior."

Extracto del capítulo "Sobre el Evangelio según Tomás", de la publicación:

Evangelio según Tomás · Biblioteca Copta de Nag Hammadi · NHC II,2 ·





 · Codex Sinaiticus ·

"...¿qué es vuestra vida?

Ciertamente es un poco de neblina

que se aparece por un poco de tiempo

y luego se desvanece."

       Santiago 4:14