· El Vuelo de la Serpiente Emplumada · Ediciones Sol · 1953 ·

En 1953, más de cincuenta años antes de la restauración y publicación de la traducción del  "Evangelio de Judas" (contenido en el "Codex Tchacos"), Ediciones Sol, en México, publicaría la obra "El Vuelo de la Serpiente Emplumada" que consta de Tres Libros.   

El Libro Tercero contiene el relato del Apóstol Judas de Kariot de sus últimos días con su “Rabí Jesús” y en el que se clarifica que, tal como muestra el “Evangelio de Judas”, Judas no traicionó a Jesús el Cristo, sino que hizo lo que hizo, “más presto”, por amorosa, y por ello dolorosa, obediencia a su Maestro, realizando “el Papel” que Jesús le indicó que hiciera… 

“…suponer que Judas pudo engañar a Jesús es poco menos que blasfemar. La relación entre Cristo y sus discípulos es una relación que no puede concebir el hombre en términos de una vida ordinaria basada en las comprensiones que aportan los sentidos. Es necesario ir tras los sentidos. O sea formarse ojos para ver y oídos para oír; ver y oír significados más que hechos aislados, es ver y oír en un plano de relaciones. Se dice que Judas traicionó a Jesús, pero cuando se capta el significado de los hechos bien pronto se advierte que la conducta de Judas no fué obra de su propia voluntad; fué obligado a vender a Jesús. Lo que ‘vender’ significa en el lenguaje evangélico está relacionado con la pobreza o riqueza en espíritu. Solamente recuerda que se dice el reino de los cielos como algo muy precioso que un buen mercader encuentra, y que enseguida ‘vende’ todo cuanto tiene para poder hacerse de esa preciosidad. Invierte el proceso para acercarte a un entendimiento. El misterio de Judas es uno de los misterios que más nos confunden. Jesús sabía que iba a morir. Es más, sabía cómo iba a morir. Su muerte estaba ya predeterminada, de modo que no cabía traición alguna, porque cualquier traición requiere el elemento de una confianza basada en una ignorancia. Piénsalo un poco. Porque Jesús insiste en que él escogió a los doce y que uno de ellos era el diablo. Mirando los hechos retrospectivamente resulta muy fácil juzgar y condenar a Judas en base a lo que otros interpretan. Pero desentrañar el misterio por sí mismo llevado sólo por el ansia de conocer la verdad, ya es otra cosa. Todos llevamos un Judas dentro de nosotros, como llevamos a un Bautista, a un Pedro, un Juan y a casi todos los personajes que figuran en los Evangelios. Si se entiende que estos escritos tratan principalmente del desarrollo interior del hombre, se comienza a ver la legión de personajes en sí mismo y también los hechos y acontecimientos que los relacionan.”

Extracto de la obra "El Vuelo de la Serpiente Emplumada", Libro I.

 

 

 


· El Evangelio de Judas · Peuaggelion Nioudas ·


· Evangelio de Judas · Peuaggelion Nioudas · Página 58 del Códice Tchacos ·

· Colofón del Evangelio de Judas, "Peuaggelion Nioudas", en la página 58 del  “Códice Tchacos" ·


“Lo que haces, haz lo más presto”

                     (Palabras de Jesús al Apóstol Judas de Kariot en la Última Cena)                                      Juan 13, 27 


Descubierto por unos campesinos en 1978, cerca de la localidad de Al Minya (Menia) en el Egipto Medio, el "Evangelio de Judas" fue dado a conocer públicamente en 2006 por National Geographic.

Forma parte del Códice Tchacos, un manuscrito de 33 folios, 66 páginas, de texto escritos sobre papiro y del que forman parte también la “Carta de Pedro a Felipe”, el “Primer Apocalipsis de Santiago” y un fragmento del “Libro de Allogenes”. El Evangelio de Judas "ocupa un total de 13 hojas de papiro escritas por ambas caras, numeradas como páginas 33 a 58" [1] y posee una "identidad de contenido inconfundiblemente gnóstica". [2]

Escrito en copto a fines del s. III, 280 e.c. aprox.,[3] los originales griegos de los que proceden lo serían de “una fecha no muy distante de fines del s. I”. [4] [5]

El Evangelio de Judas es “uno de los evangelios no canónicos más antiguos que se conservan”. [6] y “uno de los documentos más antiguos del Cristianismo Primitivo”. [7]

“Buena parte del Evangelio de Judas se dedica a la brillante doctrina de Jesús acerca de la vida espiritual”. [8]

En este texto, el Apóstol Judas de Kariot resalta como “el más leal confidente de Jesús” [9], “el confidente más cercano y digno de confianza de Jesús, aquél a quien éste revela Sus misterios más profundos y en quien confía para iniciar Su Pasión”. [10]

Judas Iscariote, Judas de Kariot. Iscariote es la forma griega para Isch Kariot, varón u hombre de Kariot, pequeña ciudad de Judea, al sur de Jerusalén. 


· Códice Tchacos · Evangelio de Judas ·


· El Evangelio de Judas · Extractos  · 

                         [Jesús a Judas] “«Tú serás el ‘Trece’ y

serás maldito para las otras generaciones

y gobernarás sobre ellos».” (46 19-23)

             “«Pero tú los superarás a ellos todos…”[los demás Apóstoles] (56 18)

                  [Jesús a Judas] “«Atiende, te lo he dicho todo,

Levanta los ojos y mira a la nube

y mira la luz en su interior

y los astros que la rodean,

y el astro que guía el camino,

es tu astro».

Judas levantó los ojos,

       vio la nube luminosa y       

            entró en ella.” (57 20-23)

 

H.T. Elpizein, julio 2015  

   

[1] F. García Bazán, El Evangelio de Judas, pág. 25. Editorial Trotta, 2006

[2] Idem, pág. 12.

[3] Bart D. Ehrman, El Evangelio de Judas, pág. 24. Editorial Crítica, 2007.

[4] Idem.

[5] “Alrededor del año 150”. Cf Karen L. King, Elaine Pagels, El Evangelio de Judas y la formación del cristianismo, pág. 9. Editorial Kairós, 2008

[6] Bart D. Ehrman, El Evangelio de Judas, pág. 10.

[7] Idem, pág. 24.

[8] Karen King, Elaine Pagels, El Evangelio de Judas y la formación del cristianismo, pág. 9.

[9] Idem, pág. 12.     

[10] Idem, pág. 21.